Carretillas

carretillasUn tipo de puertas muy utilizadas en interiores, tanto para separar habitaciones como para muebles y cuartos de baño, son las corredizas. Las puertas corredizas se caracterizan por su desplazamiento de manera horizontal que hace que se abran o cierren y las podemos encontrar fabricadas en diferentes materiales, como madera, cristal templado, plástico o aluminio. Independientemente del tipo de material en que se haya fabricado la puerta corrediza, para su instalación son necesarios perfiles de aluminio y carretillas que se desplazarán por los carriles que permiten la apertura o cierre de la puerta en cuestión.

Las puertas corredizas las encontramos principalmente en los cuartos de baño pues son el tipo de puerta que resulta más práctica para instalarla en las duchas con la finalidad de impedir que el agua salpique el piso y muebles de baño y para dar mayor intimidad al usuario. También son las más comunes en algunos muebles, como clósets y alacenas de cocina, principalmente en lugares que cuentan con poco espacio pues para abrir el mueble sólo es necesario desplazar horizontalmente el panel de madera, metal o plástico o cualquier material en que esté fabricada la puerta, ahorrando el espacio que necesitaría una puerta abatible para que tuviéramos acceso al interior del mueble. Esta última característica también las hace ideales para instalarlas a manera de cortinillas de separación entre habitaciones o dentro de una habitación, funcionando de forma similar a como lo haría un biombo, sólo que creando una barrera mucho más estable y claro, permanente.

Otro de los lugares donde se instalan más comúnmente puertas corredizas es entre un cuarto y una terraza, patio o jardín, especialmente las que están fabricadas de acrílico o de vidrio templado, pues permite disfrutar de la vista exterior con la barrera de protección de factores como polvo, tierra, insectos o corrientes de aire, además de que se abren fácilmente y ahorran espacio. Como puedes notar, las puertas corredizas puede tener muchas ventajas y como ya mencionamos, su instalación no requiere de bisagras como las puertas abatibles, sino de carretillas, también llamadas carros, y rieles de aluminio por los que se desplacen los paneles que conforman la puerta.

Este tipo de puertas suelen ser ligeras y los rieles en los que se instalan son de diferentes largos dependiendo de las dimensiones de los paneles, las puedes adquirir con medidas estándar o bien, mandarlas a construir a la medida. El riel por el que se desplazará la puerta debe medir un poco más del doble del ancho de la puerta y se pueden adquirir listos para instalarse, con medidas y capacidad de carga diferentes por lo que te recomendamos tener en consideración las características de la puerta, o en su caso, de la ventana que deseas colocar para asegurar su óptimo funcionamiento. Los carriles se pueden montar directamente al techo a un marco o bien, a la pared, utilizando abrazaderas, además necesitarás de carretillas, placas o con tornillos, un freno retenedor, un tope de carril y guías inferiores para su instalación. También existen marcos prefabricados con carriles en la parte superior donde se colocan los carros y en la parte inferior que sirven como guía para mantener la puerta bien alineada.

carretillasLuego de montar el carril a la pared o al techo se fijan los tornillos en la parte de arriba de la puerta, dejando una distancia de aproximadamente unos 7 cm entre el soporte y el borde del panel (estos tornillos serán los que se introduzcan en las placas de la carretilla para colocar la puerta en el carril). Posteriormente se introduce el tope en el carril por un lado, seguido de las carretillas y del retenedor, que se ajustará al borde del carril una vez que la puerta esté montada. Las guías inferiores se empotran en el piso y se ajustan dependiendo del grosor de la puerta, o bien, hay algunas que cuentan con un tamaño estándar y no se tienen que ajustar. Para su colocación primero se alinea la puerta con la guía inferior, y posteriormente se introducen los tornillos que fijamos en la parte superior de la puerta en el soporte de la carretilla. Tras comprobar que la puerta se desplaza correctamente, se nivela y se ajusta el tope de carril y los frenos.

Existen diferentes tipos de carros para instalar puertas corredizas, por lo que el montaje que acabamos de describir puede variar, aunque las partes fundamentales para el funcionamiento de una puerta de este tipo son las mismas. En Tecnomx® contamos con carretillas de la más alta calidad y a un excelente precio. En nuestro catálogo las podrás encontrar en tipo T para cancel de baño, con rodaja plana u ovalada y remache integrado, balero importado y mecanismo colgante con una capacidad de hasta 12 kg; tipo tándem para línea corrediza de 3 pulgadas con cuerpo de lámina, baleros de nylon de 1-1/2 pulgadas y tornillo lateral para ajuste, con una capacidad de hasta 40kg, para instalarse en puertas y ventanas de aluminio. También las tenemos de tipo embalada para ventanas o vitrinas de 1-1/2 pulgadas y con una capacidad de hasta 8kg; fijas, para línea de 3 pulgadas con capacidad de hasta 50kg, de doble rodaja embalada para ventanas de línea de 2 pulgadas y con capacidad de hasta 25 kg Con modelos para embutir para línea de 1-1/2, 2, y 3 pulgadas con capacidades de 15, 20 y 30 kg respectivamente, y para marcos corredizos de mosquiteros de diferentes capacidades, entre otras.

Te invitamos a consultar nuestro catálogo de productos donde encontrarás una extensa variedad de estos y otros herrajes para aluminio avalados por nuestro departamento de control de calidad. En Tecnomx® trabajamos en innovar y ofrecer siempre lo mejor a nuestros clientes, si tienes alguna duda sobre nuestros productos o servicios no dudes en ponerte en contacto con nosotros, con gusto te atenderemos

 

SEO by: logo optimizacion-online